pinea

martes, 22 de mayo de 2018

Calabaza especiada rellena de verduras y setas


Hace tiempo tenia esta receta en la despensa blogueril, pendiente de sacar a relucir. Y es que me gusta mucho coger una pieza de verdura, abrirla, vaciarla y rellenarla de lo que sea.Suelo usar calabacín o berenjena y, generalmente, una base de verduras con algún corte de carne o embutido de calidad, algo de atún en conserva (del bueno también) o algo de marisco. Las opciones son variadas, pero en mi caso siempre hay dos ingredientes comunes: verdura y queso. En este caso he usado una calabaza tipo butternut, unas setas de cardo y un toque diferente, asando la pieza vacía con Ras el Hannout, que es una mezcla de especias que casa perfectamente con el dulzor y textura mantecosa de este tipo de calabaza…Ya notas el aroma oriental de esta fabulosa mezcla de especias, ¿verdad? ¡Pues empecemos!



INGREDIENTES: para 2 personas
  • 1 Calabaza tipo Butternut
  • Un pimiento verde
  • Un pimiento rojo
  • Una cebolla
  • Un trozo de puerro
  • 3-4 dientes de ajo
  • Setas de cardo al gusto
  • Un calabacín mediano
  • Un trozo de berenjena
  • Queso semi curado en tacos
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Especias al gusto: pimentón ahumado de la Vera, Ras El-Hannout, nuez moscada…


ELABORACIÓN:

Enciende el horno a 200ºC. Prepara la calabaza para asarla: pártela longitudinalmente y quítale las semillas. Con un sacabolas de fruta, haz un hueco más grande, dejando un grosor en el cuerpo de la calabaza de medio centímetro más o menos. Reserva las bolitas de calabaza para el relleno. Embadurna con Ras el Hannout, aceite y sal y hornea durante unos 20 minutos, si es con ventilador, mejor.
























Aprovecha este tiempo para preparar el relleno. En un wok o cazuela grande, calienta un chorro de aceite que cubra el fondo. Pica toda la verdura en dados de tamaño similar a las bolitas de calabaza y saltéalas a fuego vivo hasta que se ablanden un poco y se tornen en un bonito color dorado, agrega la calabaza y las especias: pimentón y nuez moscada al gusto. Sigue salteando, a fuego medio para que la calabaza se marque un poco. Retira del fuego y tapa para que la calabaza se ablande un poco.
Saca la calabaza del horno y con cuidado rellena con las verduras salteadas, riega con un buen chorro de aceite de oliva y reparte los dados de queso por encima. Vuelve a meter en el horno para gratinar durante 5 minutos con el grill a máxima potencia. El queso se derretirá y las verduras se volverán crujientes y sabrosas…toda una delicia para el paladar.