martes, 22 de noviembre de 2016

Pastel de Castañas y Chocolate


El fin de semana pasado, estuve de paseo campestre en el Municipio de Valleseco con mi pandilla de amigos de toda la vida. Este grupo se ha ido completando con buena gente, a la que le gusta la comida sana, un paseo por el campo y una recolectada de castañas.

En esta ocasión, los dueños de la casa en la que pasamos el día nos llevaron por un sendero al que ellos llamaban el bosque encantado. La verdad es que el nombre se quedaba pequeño. Era un lugar precioso: Un sendero que no estaba señalizado como tal, y en eso, precisamente, residía su encanto. Parecía que el tiempo se había detenido en la entrada del sendero, como si hubiéramos saltado hacia una línea espacio-temporal de la que nunca querríamos salir. 

Un camino inmaculado, sin huellas de vida humana, con laderas repletas de musgo y liquen que rezumaban humedad, vida y serenidad. incluso se podía esperar, como alguno de nosotros bromeamos, que apareciera Bilbo Bolsón y nos invitara a una tacita de chocolate humeante. 
Solo se escuchaba el crujir de las hojas en el suelo o de alguna rama saliente, entre las que se colaba un rayo de sol del atardecer.


Ya de vuelta a la finca y con el  aire renovado y puro de aquel mundo paralelo, nos dispusimos a hacer una buena recolecta de castañas del lugar… ¡Vaya, que nos vinimos cargados!

De regreso a casa, me asaltaban mil ideas de qué preparar y cómo degustar esos kilos de castañas que me traje. No podía faltar el cacao.
Así que, buscando por internet me topé con esta receta: ¡cacao y castañas! Era perfecta ¿Quieres verla?


INGREDIENTES:
  • 140 gramos de chocolate de cobertura (yo uso de la marca Valor)
  • 2 huevos
  • 55 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de harina de castaña
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 onzas de chocolate troceadas


ELABORACION

Si no encuentras la harina de castañas en tu supermercado de confianza, puedes prepararla en casa: pela las castañas crudas y tritúralas lo más fino posible con la picadora que uses habitualmente. Yo lo hice con mi Thermomix. Puedes aprovechar, hacer más cantidad y guardarla en la nevera para otras preparaciones.

Empieza haciendo la crema de chocolate. Para ello, funde al baño María la mantequilla con el chocolate de cobertura. A parte, monta las dos claras de huevo con tu amasadora o varilla hasta que estén bien firmes. Reserva cada preparación por separado en un bol grande.

Monta las dos yemas de huevo y el azúcar con la varilla eléctrica. Cuando la mezcla haya blanqueado un poco, ve agregando la mezcla de chocolate y mantequilla.
Ahora vierte al bol las claras a punto de nieve de tres veces, con movimientos envolventes a mano o con la pala mezcladora de tu amasadora. Cuando esté mezclado, agrega de a pocos la harina de castañas, removiendo desde el fondo hacia arriba a mano. Ten en cuenta que si se trabaja demasiado la mezcla a máquina corres el riesgo  que la mousse se baje.

Cuando la mezcla esté homogénea, vierte la mitad en un pequeño molde desmontable, previamente engrasado, con ayuda de una espátula que hayas engrasado. Reparte el chocolate troceado y termina de cubrir con el resto de la mousse. Da un par de golpes para eliminar las burbujas y hornea a 170ºC durante 15-18 minutos.
Puedes acompañar este pastel con una crema de castañas o simplemente con un poco de mermelada al gusto. Yo aconsejo comerlo solo, con una taza de buen café expresso y, si puede ser, en buena compañía, ya que te saldrá un pastelito para dos personas.














1 comentario:

  1. Tengo que probarlo, esta combinación tiene que estar riquísima!!!
    Besosss

    ResponderEliminar